Bienvenida primavera

Hace unas semanas se me pasó por la cabeza hacer un calendario de adviento de primavera. No tenía ni idea de si se hacía algo similar en alguna pedagogía, así que pregunté en varios grupos de crianza. En uno de los grupos me dijeron que podía poner actividades como plantar, pintar flores, hacer una casa para los pájaros… Entonces me di cuenta de que llevábamos ya unas semanas haciendo actividades propicias para recibir la primavera. Desde hacer semilleros, hasta podar, pasando por despejar armarios y habitaciones. Incluso yo me lancé con éste proyecto de escribir un nuevo blog de crianza, espiritualidad, animales de poder, aceites esenciales y más.

Así que decidí seguir haciendo lo propio de éstas fechas introduciendo varios cambios. Busqué información sobre la mesa de la naturaleza o mesa de estaciones y encontré ésta entrada. Compré algunas cosas para decorarla, buscamos telas en casa, y diferentes elementos para construírla.

 

Es una mesa muy sencilla, que se va modificando a diario con cosas que encontramos por casa. Supone un punto de encuentro y de asociación con lo que van viendo en el exterior. Y con eso me refiero a todo, no sólo a los elementos de la naturaleza. Ya que los colores de la ropa de la gente cambian, o se ven de otra manera por la influencia del sol y los cambios en el entorno. También en las tiendas hay monas de pascua, huevos de chocolate, o más plantas y flores. Observar ésto al mayor parece que le entusiasma. Y creo que se debe a que satisface en parte su necesidad de pertenencia al sentirse identificado.

Otro de los cambios que hice es más personal y está relacionado con la edad de mi hije mayor (casi 4 años). Se trata de comenzar a explicar lo que observamos, por ejemplo hablamos de la función de las abejas o de que los días son más largos. Promovido porque ahora hace muchísimas más, preguntas. Y buscando nosotres la asociación con la estación actual.

A nosotres todo ésto nos está aportando conexión con el exterior. Nuestre mayor no había mostrado tanto interés por estar fuera de casa como está haciendo ahora. Y está experimentando un montón junto a su hermane. Parece que se han solapado para descubrir la naturaleza que les rodea juntes. A mi me tiene enamorada.

Os invito a que reconecteis con lo que os rodea, a que hagáis vuestra mesa de naturaleza y recupereis la magia de la experimentación. Por ejemplo soplando un diente de león.

Encarna Llor