Gracias por tu interés y por haber llegado hasta aquí.

Vivo en una familia multiespecie, formada por un perre y humanes.

Mi primer amigo gato, Mojo, fue el primer hijo de otra especie que decidí adoptar. Fue la primera persona que me acarició el alma. Sigue haciéndolo cada vez que lo necesito aunque ya no esté entre nosotres.

Después de él, he sido casa de acogida, rescatadora y responsable de muches animales de otras especies. También he sido mamá en útero de más bebés que no llegaron a naces. Ahora estoy maternando a dos niñes nacides de mi por cesárea, y con elles estoy creciendo como ser, gracias a su presencia.

Juntes habitamos un espacio ubicado al final de la ladera de un monte, justo donde comienza el valle. Nuestra casa está rodeada por un campo precioso cuyos árboles nos dan cobijo. Por el día nos acompañan muches pájares, sobre todo urracas, por la noche vienen a veces las lechuzas a deleitarnos con su canto, acompañades de grilles y cigarras, y hasta une zorre.

Si miramos a nuestra casa desde el portal de entrada, las estrellas del carro de la osa mayor se ven sobre el lado izquierdo de nuestro tejado.

 

Me he nutrido con la fisioterapia como carrera y profesión, sumándole especialización en ginecología, yoga, PNL, kinesiología,  comunicación animal, reiki, terapia floral, aromaterapia, técnica metamórfica, asesoría de lactancia, medicina ayurvédica y alimentación energética.

Ahora, en el proceso más transformador de mi vida, la maternidad, he llegado al estudio de multitud de herramientas. Entre ellas están la disciplina positiva, la comunicación no violenta y el movimiento como base en las relaciones.

Recientemente he retomado una de mis pasiones, la aromaterapia, como fuente de bienestar para mi familia. Con los aceites esenciales y todas las herramientas de vida que aprendo soy capaz de acariciar el alma de mis hijes y ser la madre que quiero ser. Es por esto que he decidido acompañarte para que puedas tejer apegos desde el corazón, al igual que yo he podido hacerlo.

Conectando con tu esencia, con lo que necesitas sanar en este momento, a través de los aceites esenciales y mis herramientas para que acaricies el alma de tu familia, sea de la especie que sea.

Me gusta…

Me gusta poco…

Que el sol, la luna y las estrellas iluminen tu camino lleno de los aromas de la naturaleza.

Encarna Llor